¿Cómo elegir el mejor casco para movilizarte en tu moto?

casco

Los conductores saben lo que reglamenta el Código Nacional de Tránsito sobre el uso de casco para motociclistas: “El uso del casco de seguridad es obligatorio para los motociclistas y sus acompañantes. 

Sin embargo muchos no conocen cuál es el casco adecuado para utilizar a la hora de montar en su moto, y por eso, sufren las consecuencias a la hora de un accidente de tránsito o caída.

Lo que dice la ley

El Ministerio de transporte, a través de la Resolución 1737 de 2004, resuelve, entre otros:

– El casco de seguridad deberá llevar impreso en la parte posterior externa el número de la placa asignada al vehículo, las letras y en número tipo arial,  reflectivas, cuyo tamaño será de 3.5 centímetros de alto y un ancho de trazo de 1 centímetro.

Además, la norma técnica del Icontec NTC 4533 determinó:

– El casco debe estar fabricado en material resistente a los golpes.

– No debe impedir la visión periférica del conductor.

– Debe cubrir la horma de la cabeza y los oídos hasta a base del cuello.

– Debe tener un cubrimiento de icopor (para que absorba parte del impacto), el rótulo de la empresa fabricante y una marquilla que aclare que el casco cumple con las normas colombianas para su uso.

– Las correas deben ir bien sujetas o amarradas.

– Debe portar un protector para el rostro y barbilla de los conductores y pasajeros y broches rojos que permitan fijarlo a la cabeza.

Consejos fundamentales a la hora de comprar un casco para moto:

– No escoger el casco por su diseño: se deben cumplir las normas de seguridad emitidas por el ministerio de transporte. Se debe pensar primero en la seguridad.

– Mídete el casco antes de comprarlo. Este no debe quedar ni demasiado ajustado ni tampoco muy suelto, porque, si llegara a sucederte  una caída, podría no protegerte de la manera  adecuada.

– Debes comprobar también que el casco cierre completamente en la zona del mentón, para que no tengas ningún problema a la hora de abrocharlo.

– Los cascos no deben ser muy pesados. Es más, en la actualidad los cascos que parecen más ligeros son los que mejor pueden protegerte, gracias a novedosos materiales de protección (como fibras, resinas, kevlar, etc).

– Preferiblemente, los colores del casco de la moto deben ser vistosos, para que por medio de ellos el motociclista sea fácilmente visible, sobre todo en las noches.

– Recuerda que la visera debe estar en perfecto estado, pues de lo contrario, podrías no ver correctamente lo que sucede en la vía y sufrir un percance del tránsito.

– Recuerda que el pasajero también debe portar el casco de seguridad durante todo el tiempo que dure el trayecto en la motocicleta.

– Si por una caída o impacto el casco queda en mal estado, tu obligación es cambiarlo de inmediato por uno nuevo porque este no te servirá como medida de protección en el futuro.

PARA TENER EN CUENTA

Expertos recomiendan a motociclistas que al adquirir un casco evalúen si cumple con las siguientes características:
– Homologado: Verificar que el casco esté certificado bajo una norma nacional o internacional que garantice la fabricación en materiales resistentes a los golpes.

– Vista clara y amplia: debe poseer un visor claro resistente a los filtros UV del sol, a rayones y a los golpes, en un material que no se astille ni se decolore.

– Liviano: el peso es muy importante, procurar que no supere los 1.500 gramos.

– Que no haya vencido: los cascos tienen fecha de caducidad y solo resisten un golpe. Un casco puede durar hasta cinco años dependiendo de la ficha técnica del fabricante. Nunca debe dejarse caer; cuando esto suceda debe reemplazarse.

– Que pueda respirar: todo buen casco debe traer canales de ventilación tanto en la parte delantera como en la trasera. Esto asegura la temperatura al interior del mismo, la disminución de ruidos al interior y la aerodinámica cuando se está en movimiento.

– Cómodo: El interior del casco debe ser desmontable para su mantenimiento y lavado.

– Talla correcta: el casco no debe ir muy suelto ni muy apretado, por lo que el motociclista debe verificar su talla rodeando su cabeza con una cinta métrica. De acuerdo a esta medida, se debe confirmar la del casco con la tabla de tallas que tiene el fabricante.

Jorge Alberto Villegas Restrepo

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *